fbpx
Todavía te quedan dudas de por qué elegí este lugar para vivir la mejor experiencia de mi vida?
10 Septiembre, 2018

¿Y POR QUÉ CAMBOYA? ¿Y TÚ, QUÉ TE CONSIDERAS VIAJERO O TURISTA? O…… ¿VOLUNTARIA?

¿Camboya?, ¿en dónde queda eso?, ¿te vas a hacer un qué?, ¿un voluntariado?, ¿y eso?, ¿te vas a ir sola?, ¿a vos que te está pasando? Éstas y muchas otras más fueron las preguntas que me hacia mi familia y mis amigos hace aproximadamente dos años. ¿Y pues por qué solo Camboya?, ¿allá que hay? Has más bien el viaje por el sudeste asiático Tailandia, Vietnam, Laos, Camboya, MyanMar, y yo simplemente les decía: pues nada, ya está decidido me voy para Camboya pero no como turista ni como viajera, me voy con un propósito diferente al que normalmente he tenido cuando viajo, me voy a hacer UN VOLUNTARIADO, a lo que me respondían: pero ¿cómo te vas a ir a hacer un voluntariado?, ¿y es que te crees la madre Teresa? Anda a rumbear, conoce gente, visita las atracciones turísticas, anda a los templos, a los museos, has muchas locuras, etc y yo realmente solo hacía caso omiso a lo que me decían, no es tan fácil que las personas comprendan la magia que hay detrás de un voluntariado sin importar el lugar del mundo en el que te encuentres haciéndolo, pero realmente no me importaba que lo comprendieran…

Y ¿cómo empezó lo de Camboya?, ¿por qué decidí irme para allá? Pues les cuento que antes de haber conocido Asia viaje mucho por varios países de Europa y viví en Londres por 8 meses, ya sabía lo que era llegar a un lugar, conocer los sitios más turísticos, tener amigos de diferentes partes del mundo, perderme, no tener wi-fi, no tener ni la más remota idea de para dónde coger, haber sido amonestada por pasar la primiparada de no haber validado mis tiquetes de metro, comer super barato, comer super costoso, buscar hostales, hoteles, AIRBNB, compartir habitación con diez personas, haber botado mi pasaporte y la plata, en fin, un sinnúmero de experiencias que hacen que todos mis viajes se vuelvan inolvidables. Pero la verdad, después del viaje por Europa ya quería algo completamente diferente, quería conectarme con el próximo lugar que visitara de una manera mágica, quería vivir una verdadera inmersión cultural.

Para mi periodo de vacaciones del año 2016 se me metió la idea de querer conocer una cultura completamente diferente a la mía, tradiciones, comida, música, idioma y que estuviera a muchos kilómetros de distancia del continente Americano y bueno, pues me puse a buscar cuáles eran los lugares más recomendados en Asia para ir a hacer un voluntariado social, vi opciones en China, India, Vietnam, Tailandia pero recordé un programa que vi unos años atrás, un documental de Pirry que hablaba del Reino mágico de Camboya https://www.youtube.com/playlist?list=PL7BF2FBDDD8B4472E

Ese programa y otros que vi más adelante realmente hicieron que Camboya me llamara la atención cada vez más, que me conectara y nunca se borrara de mi memoria, se me había quedado lo especial que era ese país, lo misterioso, también se me había quedado más que todo la firmeza y la capacidad de resiliencia ante el sufrimiento tan impresionante que lo abarcó tan solo unas cuantas décadas atrás, pero lo que más se me quedó, es que pude captar así fuera a través de la pantalla de mi televisor la tenacidad, la genuinidad, la gentileza, el respeto, la amabilidad, la empatía, EL PERDÓN de esas personas que sobrevivieron al genocidio y por lo cual simplemente se me venía la palabra ADMIRACIÓN. Algo me estaba llamando.. algo me estaba diciendo que tenía una lección por aprender en ese lugar… y la verdad eso se queda corto, Camboya superó de manera exponencial todas mis expectativas, me enamoré completamente de lo que ese país me regaló y que hasta ahora no he terminado de retribuir… Continuará

Escrito con mucho amor por: Catalina Echavarría Valencia. 2018

1
×
Tienes Dudas e Inquietudes? haz clic en el botón de whatsapp y conversamos !!.
Compatible con google chrome.